PARA QUÉ SIRVEN LAS ANTENAS DE LAS HORMIGAS

Las antenas les dan a las hormigas su aspecto característico. Son en realidad su órgano del olfato y del tacto, son su órgano sensitivo más importante.

hormigas

Las antenas de las hormigas también les sirven para poder comunicarse con las demás hormigas. Son un elemento de comunicación de dos vías en lugar de solo un receptor.

Las hormigas no sólo recogen información a través de sus antenas, sino que también las utilizan para transmitir señales sociales, a modo de sistema de comunicación bidireccional.

Los insectos se atusan las antenas para eliminar suciedad y el exceso de grasa que les impediría percibir el mundo químico que les rodea.

Las antenas de las hormigas son aparatos sensoriales

Las hormigas pueden distinguir detalles que nosotros solo podríamos detectar usando aparatos de un laboratorio de análisis químico. Por ejemplo, distinguen dos moléculas exactamente iguales excepto por la orientación de una de sus ramificaciones.

Nuestras pequeñas amigas usan los productos químicos tal como los seres humanos usamos la visión y el sonido. Así es cómo consiguen la mayoría de la información sobre lo que está ocurriendo en su entorno.

La información táctil también es importante para ellas, pero para la mayoría de las hormigas la visión no lo es

Las antenas de una hormiga están extraordinariamente bien sintonizadas para distinguir los sutiles olores producidos por los hidrocarburos. La cerúlea superficie externa del cuerpo de una hormiga contiene cerca de 25 hidrocarburos diferentes, que emiten olores levemente diversos que son imperceptibles para las personas, pero que para una hormiga proporcionan información relevante sobre la vida en la colonia.

Sutiles cambios en la concentración de estos productos químicos relativamente simples pueden producir cambios de comportamiento muy importantes y profundos en las hormigas

hormiguero

HORMIGUERO MODULAR SETA ANTHOUSE

Este es mi hormiguero, por eso lo recomiendo. Las hormigas están muy bien en el.

Tiene su zona de forrajeo, su zona «oscura» con humedad suficiente y además, el hormiguero se puede ampliar fácilmente.

A falta de bastoncitos de algodón, los insectos tienen su propio mecanismo para limpiarse las antenas. Se sabe que los insectos son capaces de manipular sus antenas – las protuberancias que tienen en la cabeza – para detectar los olores, la temperatura y la disposición física de su entorno.

Pero, ¿las hormigas ven?

Nuestras pequeñas amiguitas tienen ojos, pero sólo son capaces de percibir movimientos a su alrededor, aunque les cuesta distinguir formas y objetos, ya que su capacidad de visión es escasa. Para solventar esta situación, las antenas de la cabeza se encargan de percibir corrientes de aire, detectar texturas y olores entre otras funciones.

Espero que te haya gustado la entrada.

Hasta la próxima.

Deja un comentario